Acerca de Dolly


Nuestra historia

1964-1968 | La mejor tienda de niños
 
La historia de Dolly nace con Doña Claudina Burgos Riquelme en 1964, en un muy pequeño establecimiento en calle Antonio Varas frente a lo que hoy son las oficinas de Saesa... Es en 1968 que, sin descuidar su trabajo en los camiones, Don Claudio Smith Burgos se hace socio de su madre y así entra al negocio junto a su esposa Alicia Braüning. Más tarde, el empuje y perseverancia de Don Claudio y la Sra.Alicia dio pie a una fábrica de confecciones con más de veinte operarias. En 1982, con toda la crisis económica de la época, este matrimonio se atreve a correr el riesgo de abrir en forma independiente otra tienda en calle Concepción 117, con el rubro de ropa infantil donde trabajaban sin descanso por un sueño...Ser la mejor tienda de niños del sur de Chile
 


   
1990-2003 | Maduración y crecimiento
 
El principio de Dolly infantil fue muy difícil, por lo pequeño, mal ubicado y porque era un rubro “en pañales”, un gran riesgo. Sin embargo, tal fue el éxito de esa tienda, que después de crecer varias veces, y junto con la llegada de los hijos mayores a la empresa, dio pie para construir en 1990, la tienda que se encuentra ubicada en Urmeneta 573, más grande y moderna y donde se pusieron en práctica una vez más las únicas herramientas que Dolly ha tenido para enfrentar cualquier desafío,... excelencia en la atención, exclusividad y calidad en sus productos, lo cual se mantiene hasta hoy. Con la visión de Don Claudio, DOLLY empezó a crecer cada día más a pesar de la llegada de las grandes tiendas y malls. Fue una época muy difícil para los comerciantes de Puerto Montt. Pero se sortearon los obstáculos trabajando con la misma filosofía que tuvo Don Claudio desde un principio, la que se reflejaba en su frase "en todo momento, hasta en el más favorable, hay que trabajar como si afuera estuviera la más feroz de las competencias”. Es por esta filosofía que incluso antes de la llegada de las grandes tiendas, en 1992 el hijo mayor se hace cargo de incorporar nuevas tecnologías a la empresa para mejorar el servicio y ofrecer nuevos y mejores estándares en atención al cliente preparándose ya para la nueva etapa que venía
 


   
2004-2007 | Nuevos desafíos
 
Al completarse ya a fines de los 90’s la llegada de la tercera generación con la integración del menor de los hermanos y con la familia unida trabajando a pleno, los hijos comienzan responsabilizarse de la tienda y a pensar en nuevos proyectos, sin dejar nunca de lado la opinión sus padres en el día a día, discutiendo en forma democrática diversos aspectos para mejorar cada año. Es así como en 2004, en Antonio Varas 573, se abrió otra tienda, ésta vez dedicada completamente a la mujer: DOLLY FEMME
 


   
2008-2009 | El sueño de la familia
 
Como un sueño de toda la familia y en un permanente afán de superación fue que en 2008 se inauguró nuestra sucursal más grande y moderna en Urmeneta 292. Sucursal que se diseñó desde su concepción con mucho cariño y en lo que participó cada uno de los integrantes de la familia, siendo el hijo mayor quien comenzó su diseño tomando en cuenta la frase que siempre ha dicho Don Claudio: ”no se trata de hacer sólo una tienda más, se trata de hacer un aporte a esta ciudad que tanto nos ha acogido”. Es así como se trabajó para mejorar aún mas todo lo que Dolly ofrece para la mujer, agregando posteriormente líneas de hombre e infantil.

En 2009 viendo como nuestra hermosa zona, con su clima tan particular, necesitaba contar con acceso a productos que permitieran disfrutarla en toda su magnitud, fue que se abrió nuestra tienda DOLLY RUTA AUSTRAL, dedicándola a todos aquellos amantes de la vida outdoor
 


   
Hoy | Nuestro Presente
 
Gracias al esfuerzo, tenacidad y trabajo de las generaciones anteriores, al coraje y dedicación de la generación actual para enfrentar los nuevos desafíos, es que cada día en Dolly nos dedicamos a cumplir con nuestro compromiso de nunca perder la identidad que dieron a esta tienda sus fundadores al poner todo su esfuerzo en atender con calidez y dedicación a cada persona, y escoger con cariño cada prenda de modo que quienes nos visiten encuentren calidad y exclusividad en cada artículo que tenemos a su disposición.

No queremos dejar de mencionar que esta historia hubiera sido muy diferente si nuestro hermano mayor Claudio Javier no nos hubiese llenado de su fuerza, creatividad, empuje y con todo el cariño que no sólo entregó a su familia y amigos, sino también a quienes trabajaron por tantos años codo a codo con él. Sabemos que día a día nos cuidas e iluminas desde donde estés para que sigamos con todas nuestras fuerzas este proyecto de familia que tanto amaste